Welcome to my Blog!

Photo by Anna Turayeva

Here you’ll find a wealth of news and information in many languages regarding my musical adventures. You can also listen to all of my latest music to your hearts’ content on the pop-out player to the right >.

I thank you for your interest in my music … Muchas Gracias!

STAYLE BY SHOCKVISUAL – Los Galardonados artistas Gonzalo Rubalcaba y Aymée Nuviola presenta su disco “Viento y Tiempo Live at Blue Note Tokyo”

LOS GALARDONADOS ARTISTAS GONZALO RUBALCABA Y AYMÉE NUVIOLA PRESENTAN SU DISCO VIENTO Y TIEMPO: LIVE AT BLUE NOTE TOKIO

Cumpliendo el sueño desde que se conocieron en La Habana, Cuba, los galardonados artistas Gonzalo Rubalcaba y Aymée Nuviola se han unido para para lanzar “Viento y Tiempo – Live at Blue Note Tokyo”, un disco contundente que ya está dando de qué hablar. Amigos desde la infancia, ambos han recibido altos reconocimientos por sus trabajos individuales y se unieron para la grabación realizada en vivo durante seis noches con lleno total en el prestigioso Blue Note de Tokio el pasado agosto de 2019. Disponible hoy en todas las plataformas de música a través de Top Stop Music, el disco fue producido por Gonzalo Rubalcaba y Gregory Elias.

“Viento y Tiempo – Live at Blue Note Tokyo” incluye clásicos como “El Manisero”, “Bemba Colorá” y “Lágrimas Negras”. “Viento y Tiempo – Live at Blue Note Tokyo” a su vez presenta una nueva canción llamada “Rumba Callejera”, escrita por Aymée Nuviola e interpretada junto a su hermana, Lourdes Nuviola. El álbum en vivo le sigue al lanzamiento del sencillo “Azúcar Pa’ Tu Café”, donde Aymée y Gonzalo cuentan con la participación del artista cubano CimaFunk. El tema combina una mezcla de tropical fusionado con jazz latino y funk.

Gonzalo Rubalcaba afirma que este disco “me produce alegría, satisfacción, tristeza y orgullo escuchar este documento. Son muchas cosas, la grandeza de Aymée, el lugar y sus habitantes, la banda, personas amadas y compañeros de trabajo presentes y el despertar de memorias ahora convertidas en el deseo de ver a mi mamá y a otros seres queridos bailar con esta música que ya existía y a vuelto a vivir. ¡Gracias a la música!”.

Por su parte, Aymée Nuviola opina que “Viento y Tiempo” es el sueño realizado desde mi niñez, es decirle de alguna manera a nuestras madres –que ya no están– que sus esfuerzos no fueron en vano y que esos dos niños por las que ellas lucharon siguen unidos, es el tributo a la música que corre por las calles de La Habana con la cual nos formamos. Gracias a Dios y a la visión de Top Stop Music por hacerlo realidad”.

Rubalcaba es un virtuoso músico considerado una de las figuras líderes en el jazz afrocubano y uno de los mejores pianistas del siglo 20. Ha recibido el reconocimiento mundial de medios como Wall Street Journal, NPR, Downbeat, El Chicago Tribune y otros. Ha sido nominado a 16 Grammy® y Latin Grammy® y ha ganado dos de cada uno. Nuviola por su parte ha sido apodada “La Sonera del Mundo”, ha mezclado timba, jazz, son y salsa, ganando así el premio Grammy® al mejor álbum de música tropical en 2020 por su más reciente lanzamiento “A Journey Through Cuban Music” y en el 2018 ganó el Latin Grammy® por el mejor álbum tropical de fusión, por su disco “Como Anillo Al Dedo”. Una fórmula ganadora de dos estrellas que se nota desde la primera escucha.

Aymée Nuviola y Gonzalo Rubalcaba encarnan lo mejor que puede ofrecer Cuba musicalmente y ésa grandeza ha sido reconocida en todos los grandes circuitos internacionales con esta obra. La música de ambos se genera como una isla sin fronteras, abierta al mundo, amable, optimista, inteligente y dispuesta a compartir sus verdades más personales e íntimas. La música de Aymée es una fusión entre géneros como el Jazz, el Son, el Guaguancó, la Guaracha y la Charanga, todos estos adornados con colores electrónicos urbanos.

Aymée también incursiona en géneros como el bolero, Bossa nova y la canción romántica. No obstante, fue con la salsa y la timba feroz (género en el cual es una de sus fundadoras) como se dió a conocer internacionalmente. Aymée ha participado en festivales de Jazz como el North Sea Jazz Festival en Rotterdam y ha actuado prácticamente en los cinco continentes, desde su isla natal Cuba, hasta México, Chile, Colombia, Argentina, Uruguay, Panamá, Brasil, España, Italia, Francia, Holanda, Hungría y en varios lugares de Estados Unidos, incluyendo los emblemáticos Madison Square Garden, The Dolby Theatre in Hollywood y el Adrienne Arsht Center de Miami entre otros.

Aymée lleva más de 12 años cooperando de forma gratuita con la Liga Contra el Cáncer en la ciudad de Miami, también lo hace con la organización Walk Now for Autism Speaks y con varias organizaciones de ayuda a Colombia, Venezuela y Puerto Rico, para este último fué parte de la recaudación y distribución de un avión privado proveído por Gregory Elías y Top Stop Music, enviado con más de tres toneladas de alimentos para los damnificados del Huracán María en la isla. En este mismo sentido escribió y después grabó junto al cantante Rey Ruíz el tema “Pa’lante Puerto Rico”, en el cual donó todos los derechos de autoría y distribución para recaudar fondos para los damnificados de dicho huracán.

Aymée Nuviola presenta así en México junto a Gonzalo Rubalcaba con todo orgullo su nuevo disco “Viento y Tiempo – Live at Blue Note Tokyo”, cuyo sencillo “Azúcar pa´ tu café” volvió a ser tendencia mundial y está disponible en plataformas digitales de música, en radio y TV en México, que pretende posicionar aún más a esta gran artista que literalmente se está comiendo el mundo a puños, gracias a su calidad musical y humana y a sus extraordinarias contribuciones que están enriqueciendo la música de esta generación y cuyos esfuerzos permiten ver su consagración mucho más cercana.

OFFTheBUS -“Viento y Tiempo”: an album to take into account – By Carlos A Martin.

“Viento y Tiempo”: an album to take into account

 

“Viento y Tiempo”: an album to take into account

In these hard times of pandemic and confinement, good music has proven to be an indispensable ally to help reduce anxiety and keep our mood healthy. “Viento y Tiempo, Live at Blue Note Tokyo”, the recently released material by Gonzalo Rubalcaba and Aymée Nuviola is a special occasion to see these two consecrated Cuban artists reunited and it is an excellent proposal that combines the best musical ingredients to have a long and successful way.

“This album has emerged from a musical project that Aymée and I have been planning for some years,” says Rubalcaba. “We have been close friends since we were little and we share many experiences in the past. We wanted to make a kind of tribute to our roots, our mothers and our land ”. The new job “stems from the generosity and respect shared by us,” Nuviola adds. We know that we are heirs to an extraordinary musical treasure and that it is our duty to preserve it with care in order to continue offering it to the world ”.

Recorded live during the successful performances that the duo had in August last year at the prestigious Blue Note club in Tokyo, Japan, “Viento y Tiempo” appears under the Top Stop Music label and features the musical production of Gregory Elias and Gonzalo Rubalcaba and the general production of Top Stop Music, Paulo Simeon and María González. The album that crosses the border between Cuban rhythms and jazz, -mainly based on recognized themes of Cuban music-, also has the excellent arrangements of Rubalcaba.

The new installment starts at full speed with ‘Rumba Callejera’, a song composed by Nuviola in which the interpreter, accompanied by the right notes of Rubalcaba and the powerful voice of her sister Lourdes, brilliantly captures the spirit of a genre that with its clamor and rhythm generate identity, reminding us of where we come from, and who we are.

The ‘Guararey de Pastora’, a song in homage to Juan Formell -another great of Cuban music- is the preamble to ‘El Manisero’, a jewel of the insular songbook composed by Moisés Simons and that Rita Montaner immortalized at the beginning of the last century . In this excellent version that now takes flight under the prodigious hands of Rubalcaba and the beautiful voice of Nuviola, both artists recreate the melody, incorporating with virtuous improvisations an organic, renewed and current air to the iconic proclamation.

‘El Ciego’, a beautiful bolero by the Mexican Armando Manzanero, -the only song on the album that does not have Cuban origin- relies on the interpretive capacity of the Cuban singer, who has shown throughout her career that emotionality counts in it one of its best exponents. Her inflection-filled singing gently basks in the melody of Japanese guest artist Kazuhiko Kondo’s sax.

The album’s commendable purpose of supporting and making the talent of patio musicians such as Neiger Mayito Aguilera, on percussion, Reiner Guerra on drums, Yainer Horta’s sax, Cristóbal Verdecía on bass, and the voices of Lourdes Nuviola and Alfredo Lugo.

Another jewel of Cuban music, the danzonete ‘Rompiendo La Rutina’ composed by Aniceto Díaz in 1929, is a delicious example of the delicacy and respect with which the classics have been treated on the album. The cadence and rhythmic essence in the arrangements added to the delicious execution of Rubalcaba in its variations and the tasty discharge of Nuviola make this iconic piece take us at times to the Cuban party halls of the republic.

‘Bemba Colorá’, the song that the great Celia Cruz brought to success, becomes a worthy and deserved tribute to the Guarachera of Cuba and serves as a framework for ‘Lagrimas Negras’, one of the most recognized melodies in the Cuban repertoire. Both numbers give us the opportunity to enjoy the technical display and maturity reached by Rubalcaba who establishes, together with Nuviola’s tasty improvisations, a virtuous musical dialogue.

To conclude, the title track is reserved, a song by Kelvis Ochoa that is used to the last note to exploit the percussive effect that has made the whole world dance to our music. ‘Viento y Tiempo’, brings together in a catharsis of sounds the intervention of the percussion, the sax and the voice of Nuviola with the impressive speed of the Rubalcaba piano. How tasty!

Wow la revista – Aymée Nuviola junto a Gonzalo Rubalcaba cumplen un sueño

http://wowlarevista.com/aymee-nuviola-junto-a-gonzalo-rubalcaba-cumplen-un-sueno/

 

Wow La Revista

AYMÉE NUVIOLA junto a GONZALO RUBALCABA cumplen un sueño

in Musica June 8, 2020

Cumpliendo el sueño desde que se conocieron en La Havana, Cuba, los galardonados artistas Gonzalo Rubalcaba y Aymée Nuviola se unen para lanzar “Viento y Tiempo – Live at Blue Note Tokyo“. Amigos de la infancia, que han recibido altos reconocimientos por sus trabajos individuales, se unieron para la grabación realizada en vivo durante seis noches con lleno total en el prestigioso Blue Note de Tokio el pasado agosto de 2019. Disponible hoy en todas las plataformas de música a través de Top Stop Music, el disco fue producido por Gonzalo Rubalcaba y Gregory Elias.

“Viento y Tiempo – Live at Blue Note Tokyo” incluye clásicos como “El Manisero“, “Bemba Colorá” y “Lágrimas Negras“Viento y Tiempo – Live at Blue Note Tokyo” a su vez presenta una nueva canción, Rumba Callejera“, escrita por Aymée Nuviola e interpretada junto a su hermanaLourdes Nuviola.

El álbum en vivo le sigue al lanzamiento de “Azúcar PaTu Café, donde Aymée y Gonzalo cuentan con la participación del artista cubano CimaFunk. El tema combina una mezcla de tropical fusionado con jazz latino y funk.
“Me produce alegría, satisfacción, tristeza y orgullo escuchar este documento. Son muchas cosas, la grandeza de Aymée, el lugar y sus habitantes, la banda, personas amadas y compañeros de trabajo presentes, y el despertar de memorias ahora convertidas en el deseo de ver a mi mama y a otros seres queridos bailar con esta música que ya existía, y a vuelto a vivir. Gracias a la música!”
– Gonzalo Rubalcaba – 
“Viento y Tiempo es el sueño realizado desde mi niñez, es decirle de alguna manera a nuestras madres – que ya no están – que sus esfuerzos no fueron en vano y que esos dos niños por las que ellas lucharon siguen unidos, es el tributo a la música que corre por las calles de La Habana con la cual nos formamos. Gracias a Dios y a la visión de Top Stop Music por hacerlo realidad”.
– Aymée Nuviola – 
Rubalcaba es un virtuoso músico considerado una de las figuras líderes en el jazz afrocubano y uno de los mejores pianistas del siglo 20. Ha recibido el reconocimiento mundial de medios como Wall Street Journal, NPR, Downbeat, El Chicago Tribune y otros. Ha sido nominado a 16 GRAMMY® y Latin GRAMMY® y ha ganado dos de cada uno.
 
Nuviola, quien ha sido apodada “La Sonera del Mundo”, ha mezclado timba, jazz, son y salsa ganando así el premio GRAMMY® al mejor álbum de música tropical en 2020 por su más reciente lanzamiento “A Journey Through Cuban Music“; y en el 2018, ganó el Latin GRAMMY® por el mejor álbum tropical de fusión, por su disco “Como Anillo Al Dedo.

Aymee Nuviola

On Cuba News – Gonzalo Rubalcaba: “Denying my art to my own people is out of place” by Michel Hernández

 

Gonzalo Rubalcaba: “Denying my art to my own people is out of place”

 

Gonzalo Rubalcaba: “Denying my art to my own people is out of place”

Interview with one of the main exponents of Cuban jazz in the world, from his confinement in Miami

The news was a bombshell in Havana. Jazz star Dizzy Gillespie, visiting Cuba to participate in the International Jazz Plaza Festival in 1985, approached a young Gonzalo Rubalcaba on the stage of the Parisien hotel, to invite him to the concert he would give the following night. The musician, barely 17 years old, was surprised and after that a horizon of infinite possibilities opened up in his career.

Gonzalo is today, along with Chucho Valdés, one of the main exponents of Cuban jazz on the world circuit. The musician left Cuba more than 30 years ago and his career quickly rose to the pinnacle of jazz. With several Grammy Awards and major collaborations in the jazz world, Rubalcaba was preparing to embark on a new world tour with singer Aymée Nuviola, but the project was postponed due to the coronavirus pandemic.

From his home in Miami, where he lives “just about 4 minutes away by car” from his colleague and friend Chucho Valdés, Rubalcaba has spent almost 3 months in confinement with his family. He has used this time to finish the album Viento y tiempo, which he recorded with Nuviola, and to carry out other priority projects in his career.

Gonzalo Rubalcaba at the Newport Jazz Festival, 2011. Photo: NPR

“There are many things in my way of life that have not changed. I have very specific customs when I’m at home and practically immovable hours. I have my time to get up, to work in the morning, and an itinerary of everything I’m going to do during the day, which is linked to projects I’m working on, either directly with the piano or in the field of composition. In the afternoon I go out to do my exercises. None of that has changed. Of course I have been at home because we lead a rather family life. There are things that have been lacking, such as socializing a little. Incidentally, it’s not that I’m the typical person who socializes a lot. But the possibility of going for a walk, going to a theater, to a restaurant, whatever you do as a family, disappeared,” Rubalcaba tells this journalist via online from Miami.

The musician analyzes the pandemic’s impact on many people and musicians around the globe. “The tours, concerts, all the professional commitments that I had agreed to disappeared. There was no talk in any case of canceling them, but of postponing them. Summer for us is the most important stage of the year because it’s when most work is done and all jazz festivals around the world are held. There are also concert cycles in theaters. All that has stopped. And that situation has multiple consequences for the artists, both economic, artistic, and psychological in some cases. There are people who the only thing they have done in their life is to go on stage and do their job. Now, after 50, 60 or 70 years they will be more than six months without doing this on a mandatory basis, not by their own decision. That brings disorders in many areas of human behavior. It’s not normal. Man is not designed to be caged. To be hidden. Even physical contact with people has had to be avoided. This has an impact that will vary according to the personality of each person, their spiritual state, their emotional capacities. Many people almost live at their workplace, they live on planes, traveling. In many cases, the family has taken a back seat. That is the way of life of millions of people in the world. Now they have to resume a way of life that was practically lost and bond more with the family, they have to resume communication with their loved ones. And I imagine that in some cases it has been dramatic because those things are not learned overnight.”

For Rubalcaba, the way in which the return of art is being approached after the hardest months of confinement is completely wrong. “For us music and arts professionals, it is a bit troubling how the reopening is being addressed. Culture is the last of the fields to open. I’m referring to the programming of the theaters, of everything linked to culture. I think it’s a mistake because I don’t believe culture has a decorative function in society, but an essential one. On the other hand, if the world of culture is the last to open, it will also be the last to recover from all the economic damage it is suffering. If artists don’t go on stage, they can’t live off their work. It is unfortunate that the economic aspect has to be mentioned so much, but it is a reality.

“I’ve heard comments that affirm that playing from home, and doing concerts online will be the way in which artists will be relating to the public, which will remain for the future. I think it is a mistake to think that way. That isn’t the foundation of what we know as a concert. It isn’t the natural way to establish a concerted relationship because for that there must be an audience. We can’t think that this is the only way that will exist. It seems absurd to me.”

El Nuevo Herald – “Viento y Tiempo” un disco para tener en cuenta. By Carlos A. Martin – Espacial / El Nuevo Herald

https://www.elnuevoherald.com/article244873922.html

“Viento y Tiempo”: un disco para tener en cuenta.

Por Calos A. Martin Especial/El Nuevo Herald

18 de Agosto de 2020 11:53 Am

true

‘El Ciego’, un hermoso bolero de la autoría del mexicano Armando Manzanero, -la única canción del disco que no tiene origen cubano- acude a la capacidad interpretativa de la cantante cubana, quien ha demostrado a través de su carrera que lo emocional cuenta en ella a una de sus mejores exponentes. Su canto lleno de inflexiones se regodea con suavidad en la melodía del saxo del artista japonés invitado Kazuhiko Kondo.

No pasa inadvertido el encomiable propósito del disco por apoyar y hacer brillar el talento de músicos del patio como Neiger Mayito Aguilera, en la percusión, Reiner Guerra en la batería, el saxo de Yainer Horta, Cristóbal Verdecía en el bajo, y las voces de Lourdes Nuviola y Alfredo Lugo.

Otra joya de la música cubana, el danzonete ‘Rompiendo La Rutina’ compuesto por Aniceto Díaz en 1929, es un delicioso ejemplo de la delicadeza y el respeto con los que los clásicos han sido tratados en el disco. La cadencia y la esencia rítmica en los arreglos sumada con la deliciosa ejecución de Rubalcaba en sus variaciones y la sabrosa descarga de Nuviola hacen que esta icónica pieza nos traslade por momentos a los salones de fiesta cubanos de la república.

‘Bemba Colorá’, la canción que la gran Celia Cruz llevo al éxito se convierte en digno y merecido homenaje a la Guarachera de Cuba y sirve de marco a ‘Lagrimas Negras’, una de las mas reconocidas melodías del repertorio cubano. Ambos números nos dan la oportunidad de disfrutar del despliegue técnico y la madurez alcanzada por Rubalcaba quien establece, unido a las sabrosas improvisaciones de Nuviola, un virtuoso diálogo musical.

Para concluir se reserva el tema que da título al disco, una canción de Kelvis Ochoa que es aprovechada hasta la ultima nota para explotar el efecto percusivo que ha puesto a bailar al mundo entero con nuestra música. ‘Viento y Tiempo’, reúne en una catarsis de sonidos la intervención de la percusión, el saxo y la voz de Nuviola con la impresionante velocidad del piano de Rubalcaba. ¡Que sabrosura!

Read more here: https://www.elnuevoherald.com/article244873922.html#storylink=cpy

En estos duros momentos de pandemia y confinamiento, la buena música ha resultado ser una aliada indispensable para ayudar a reducir la ansiedad, y mantener saludable nuestro estado de ánimo. “Viento y Tiempo, Live at Blue Note Tokyo”, el recién estrenado material de Gonzalo Rubalcaba y Aymée Nuviola es una ocasión especial para ver reunidos a estos dos consagrados artistas cubanos y resulta una excelente propuesta que combina los mejores ingredientes musicales para tener un largo y exitoso camino.

“Este disco ha surgido a partir de un proyecto musical que Aymée y yo hemos venido planeando por algunos años”, cuenta Rubalcaba. “Somos muy amigos desde pequeños y compartimos muchas experiencias en el pasado. Queríamos hacer una especie de tributo a nuestras raíces, nuestras madres y nuestra tierra”. El nuevo trabajo “parte de la generosidad y el respeto compartido por nosotros”, agrega Nuviola. Sabemos que somos herederos de un tesoro musical extraordinario y que es nuestro deber preservarlo con esmero para poder seguir ofreciéndolo al mundo”.

Grabado en vivo durante las exitosas presentaciones que la dupla tuvo en agosto del pasado año en el prestigioso club Blue Note de Tokio, Japón, “Viento y Tiempo” aparece bajo el sello Top Stop Músic y cuenta con la producción musical de Gregory Elias y Gonzalo Rubalcaba y la producción general de Top Stop Music, Paulo Simeon y María González. El álbum que transita por la frontera entre los ritmos cubanos y el jazz, -a partir en su mayoría de reconocidos temas de la música cubana-, cuenta también con los excelentes arreglos de Rubalcaba.

La nueva entrega arranca a todo tren con ‘Rumba Callejera’, un tema compuesto por Nuviola en el que la intérprete, acompañada por las acertadas notas de Rubalcaba y la poderosa voz de su hermana Lourdes capturan con brillantez, el espíritu de un género que con su clamor y su ritmo genera identidad, haciéndonos recordar de donde venimos, y quienes somos.

El ‘Guararey de Pastora’, un tema en homenaje a Juan Formell -otro grande de la música cubana- es el preámbulo del ‘El Manisero’, una joya del cancionero insular compuesto por Moisés Simons y que Rita Montaner inmortalizó a principios del siglo pasado. En esta excelente versión que ahora retoma el vuelo bajo las prodigiosas manos de Rubalcaba y la hermosa voz de Nuviola, ambos artistas recrean la melodía incorporando con virtuosas improvisaciones un aire orgánico, renovado y actual al icónico pregón.

‘El Ciego’, un hermoso bolero de la autoría del mexicano Armando Manzanero, -la única canción del disco que no tiene origen cubano- acude a la capacidad interpretativa de la cantante cubana, quien ha demostrado a través de su carrera que lo emocional cuenta en ella a una de sus mejores exponentes. Su canto lleno de inflexiones se regodea con suavidad en la melodía del saxo del artista japonés invitado Kazuhiko Kondo.

No pasa inadvertido el encomiable propósito del disco por apoyar y hacer brillar el talento de músicos del patio como Neiger Mayito Aguilera, en la percusión, Reiner Guerra en la batería, el saxo de Yainer Horta, Cristóbal Verdecía en el bajo, y las voces de Lourdes Nuviola y Alfredo Lugo.

Otra joya de la música cubana, el danzonete ‘Rompiendo La Rutina’ compuesto por Aniceto Díaz en 1929, es un delicioso ejemplo de la delicadeza y el respeto con los que los clásicos han sido tratados en el disco. La cadencia y la esencia rítmica en los arreglos sumada con la deliciosa ejecución de Rubalcaba en sus variaciones y la sabrosa descarga de Nuviola hacen que esta icónica pieza nos traslade por momentos a los salones de fiesta cubanos de la república.

‘Bemba Colorá’, la canción que la gran Celia Cruz llevo al éxito se convierte en digno y merecido homenaje a la Guarachera de Cuba y sirve de marco a ‘Lagrimas Negras’, una de las mas reconocidas melodías del repertorio cubano. Ambos números nos dan la oportunidad de disfrutar del despliegue técnico y la madurez alcanzada por Rubalcaba quien establece, unido a las sabrosas improvisaciones de Nuviola, un virtuoso diálogo musical.

Para concluir se reserva el tema que da título al disco, una canción de Kelvis Ochoa que es aprovechada hasta la ultima nota para explotar el efecto percusivo que ha puesto a bailar al mundo entero con nuestra música. ‘Viento y Tiempo’, reúne en una catarsis de sonidos la intervención de la percusión, el saxo y la voz de Nuviola con la impresionante velocidad del piano de Rubalcaba. ¡Que sabrosura!

JazzWeek !

Gonzalo Rubalcaba and Aymée Nuviola: Viento y Tiempo (Top Stop Music)

Gonzalo Rubalcaba and Aymée Nuviola — Viento y Tiempo

Billboard – Argentina – Gonzalo Rubalcaba y Aymée Nuviola presentan “Viento y Tiempo Live at Blue Note Tokyo”

Gonzalo Rubalcaba y Aymée Nuviola presentan “Viento y Tiempo” en vivo desde Blue Note Tokio

Gonzalo Rubalcaba y Aymée Nuviola presentan “Viento y Tiempo” en vivo desde Blue Note Tokio

Por: Billboard Argentina | miércoles, 12 agosto, 2020

A pesar de la pandemia, la artista decidió continuar con la promoción de su último álbum, Viento y Tiempo. Fue grabado durante seis noches agotadas en vivo en el Blue Note Tokio.

Gonzalo Rubalcaba y Aymée Nuviola se conocieron en La Havana, Cuba. Amigos de la infancia, ambos recibieron reconocimientos por sus trabajos individuales. Hoy se unen para presentar “Viento y Tiempo – Live at Blue Note Tokyo”. La grabación fue realizada en vivo durante seis noches de fechas agotadas en el prestigioso Blue Note de Tokio el pasado agosto de 2019.

La nueva entrega “Viento y Tiempo – Live at Blue Note Tokyo” incluye canciones como “El Manisero”, “Bemba Colorá” y “Lágrimas Negras”. “Viento y Tiempo – Live at Blue Note Tokyo”. A la vez, presenta una nueva canción, “Rumba Callejera”, escrita por Aymée Nuviola e interpretada junto a su hermana, Lourdes Nuviola, bajo el sello Top Stop Music.

Ganador de dos premios GRAMMY® y dos Latin GRAMMY®, Rubalcaba es un virtuoso considerado una de las figuras líderes en el jazz afrocubano y uno de los mejores pianistas del siglo 20.

Nuviola, apodada “La Sonera del Mundo”, mezcló timba, jazz, son y salsa y ganó un GRAMMY® al mejor álbum de música tropical en 2020 por su más reciente lanzamiento A Journey Through Cuban Music. En el 2018, ganó el Latin GRAMMY® por el mejor álbum tropical de fusión, por su disco Como Anillo Al Dedo.

A pesar de dar positivo de Covid-19 , la cantautora ha decidido continuar con la promoción de su más reciente álbum Viento y Tiempo. Siguiendo todos los protocolos de seguridad, Aymée Nuviola, quien ha estado apoyando la campaña #QuédateEnCasa desde el inicio de la pandemia, continuó la promoción en la que entre otras iniciativas, llevó a sus seguidores a un viaje virtual por Tokyo a través de su Instagram, se adaptó para hacer las entrevistas vía zoom o skype y a otros felices ganadores les regaló la experiencia #VientoYTiempoEnCasa haciéndoles llegar una sorpresa con detalles representativos de Tokyo.

Esta nueva producción bajo el sello Top Stop Music, ha sido el bastón en el que la cubana se ha apoyado para salir adelante durante los difíciles momentos que ha vivido junto a su esposo, también contagiado.

London Jazz News – Gonzalo Rubalcaba and Aymée Nuviola “Viento y Tiempo Live at Blue Note Tokyo.

 Gonzalo Rubalcaba and Aymée Nuviola – “Viento Y Tiempo: Live at Blue Note Tokyo” 

 

Gonzalo Rubalcaba and Aymée Nuviola – “Viento Y Tiempo: Live at Blue Note Tokyo”

Gonzalo Rubalcaba and Aymée Nuviola – Viento Y Tiempo: Live at Blue Note Tokyo 
(Top Stop Music. CD Review by Lavender Sutton)

It may seem like light years have passed since live gigs were allowed but it was only just a year ago that lifelong friends Gonzalo Rubalcaba and Aymée Nuviola got together for a six-night sold out run at the Blue Note in Tokyo. Both originally from Havana, Cuba, they are acclaimed artists in their own right, but this collaboration together sounds as natural as can be.

The gig starts with a Nuviola composition called Rumba Callejera (Street Rumba) and it settles everyone into their roles nicely, with lots of call and response between vocals and piano, and percussive improvisation breaks. Before long it falls into a groovy rhythm and sets the tone for the show.

These tunes seem to be standard latin jazz favourites, some from as far back as the 1930s as with the Moisés Simons song El Manisero(The Peanut Vendor). It’s a playful melody with a staccato sort of nature to it. But this is where Rubalcaba’s jazz chops shine through. After a conventional montuno, his solo steps out of the box harmonically and adds even more flavour to the music. His skill and ideas confirm his exceptional talent.

Kazuhiko Kondo plays a beautiful soprano solo over the only ballad on the album, El Ciego (The Blind). The lyrics share a list of metaphorical sad occurrences that happen, explaining the composer’s own despair. Nuviola performs this role as successfully as she does the fiery, latin diva, and the audience-engaging hostess. It’s nice to hear her bring the mood down and engage so eloquently.

Latin music always seems to celebrate collaboration: drums and percussion, piano and synthesizers, horns and voices; and this collection of songs is no exception. These musicians are like family — as though they’ve all just sat down for a traditional meal and everyone has brought their flavour (instrument) to the table, and of course it all just goes perfectly together.

Near the end of the night, Nuviola gets the audience participating in the pure fun of Bemba Colora(Red Lips). The bolero groove of Lagrimas Negras (Black Tears) is a nice variation to the clave rhythm that threads through the rest of the album, and the final title track, Viento Y Tiempo (Wind and Weather), is like dessert with a cherry on top. Imagine the Blue Note, with the chairs pushed back, and people salsa dancing in their spots!

For the band, this must be a very special memory to recall during such a difficult time in our world. If you need something to soothe your soul, look no further.

Gonzalo Rubalcaba & Aymée Nuviola “Viento y Tiempo Live at Blue Note Tokyo

Gonzalo Rubalcaba & Aymee Nuviola "Viento y Tiempo”

This is the video of worldwide premiere of the new project of Gonzalo Rubalcaba & Aymee Nuviola called "Viento y Tiempo”.They performed at BLUE NOTE TOKYO on August 16,17 & 18 presenting this amazing project that will available for touring all 2019/2020.In Tokyo they recorded all shows to make a new album that will be released in 2020. Don't miss this band!

Posted by The European Music Agency on Monday, 19 August 2019

 

NOTA CLAVE – EL PERIODICO DIGITAL – by Alfonso Quiñones.

 

 

CRITICARTE: Viento y Tiempo, lo nuevo de Gonzalo Rubalcaba y Aymée Nuviola

Me voy a buscar un lío con quien me hizo llegar este disco que sale mañana viernes 29 de mayo, pero allá voy. «Viento y Tiempo» es Cuba entre los dos corchetes de un paréntesis. Y esos dos corchetes son los temas Rumba callejera y Viento y Tiempo. Uno abre y el otro cierra el álbum grabado en vivo en el Blue Note de Tokio, en Japón entre el 18 y 19 de agosto del año antes del coronavirus.

Mucho me habló Mario García Haya (Mayitín) de esta producción que une a dos de los artistas que más admiro: Gonzalo Rubalcaba y Aymée Nuviola.

Cuba dio a mujeres cantantes de la estirpe de Celia Cruz, Rita Montaner, Olga Guillot, Paulina Alvarez, Elena Burke, Celeste Mendoza, Celina González, la Freddy (una leyenda bastante desconocida aún), Aida Diestro, Moraima Secada, entre decenas que ya se han ido, cuyos espíritus parecen haberse puesto de acuerdo y decidido «ésta es la nuestra», porque en Aymée Nuviola se sintetizan varias de las almas musicales de esos grandes pilares. No por gusto tiene un timbre de voz dulce, familiar y gozoso, lleno de calidez, y dueño de una tesitura amplísima que abarca de las notas más graves a las agudas, más una perspicaz capacidad de improvisar y de asumir cualquiera de los géneros de la música cubana, sumándole su natural gracia, su sencillez, el ‘chekendengue’ (que decía José Antonio Méndez) y la imagen de una mujer hermosa orgullosa de ser una mulata cubana.

Rubalcaba es un virtuoso, dueño de un nivel de pensamiento musical de mucha profundidad, que parece desbocarse en una digitación como una riada o un turbión, y no por ello menos prístina y brillante, no por ello menos sabiamente administrada y no por ello menos intensa y lírica, creando capas de ritmos (cuando percute) o melodías, mientras se entrega en improvisaciones creativas con progresiones armónicas que parecen venir de esos planos de la poïesis donde habitan los grandes pianistas ya idos, como si Art Tatum, el trombonista Jacobo Rubalcaba y su hijo Guillermo, se hubiesen puesto a conversar con Rubinstein y Rajmáninov.

Hay entre Aymée y Gonzalo una complicidad artística y amistosa que viene desde la niñez. Y esa complicidad se siente a lo largo del disco, algo que fue forjado con respeto y admiración de niño a niña, de vecino a vecina, de músico a músico.
Gonzalito al piano, Aymée junto al teclado (Foto familiar)Cuando escucho el primer track, una creación de Aymée Nuviola, lo primero que me llega es aquella ceiba centenaria que presidía -no sé si sigue allí- el gran patio central del solar La California, en Centro Habana, y el moño alto de Celeste Mendoza cantando sin turbantes, acompañada de Tío Tom. Hay una transición imperceptible porque entonces quien entra es Celia Cruz y se apodera del paisaje y de los colores con los que Aymeé va dibujando las calles y las puertas del disco. Pero enseguida es la propia Nuviola, erguida, todas en ella, pero diferente, ella misma, sobre la bandera de la Rumba callejera, una joya para abrir caminos a un disco que debe tener un futuro promisorio.El Güararey de Pastora me hubiese gustado más afincado en Baracoa, menos Formell. Mas hacia el original de Roberto Baute. Más changüí, menos timba. Vale sin embargo como homenaje al fundador de Los Van Van, limpio, bien resuelto y con gracia.

Ah pero esa sinceridad con que acometen El Manicero es de una ternura fundamental, donde pide permiso Rita, y deja deslizar su voz al comienzo y luego permite que fluya la voz de la Nuviola. Este es uno de los temas mejor resueltos de la producción, una joya que solo en vivo es capaz de conseguir tal nivel de autenticidad, con las improvisaciones de Aymée por un lado y Gonzalo en el piano, con ese final de ingreso de terapia intensiva. Esta es la exégesis del tumbao. Su glorificación nipona ocurre como al minuto 7 de El Manicero. Fiesta del té de jazmín en la llama del piano -que insiste en una nota con insistencia de clavista morse-, y del pan con timba en la ebullición de la gozadera.

Luego un bolero cortavenas El Ciego, de Armando Manzanero, uno de los más conmovedores cantos a la soledad, a su filo tentador, cuando la nostalgia se adueña de ese piano al atardecer, y ese saxo soprano casi cenital, titila como una luz que desordena la esperanza.

Rompiendo la rutina, danzonete primigenio -creado hará el 8 de junio próximo 90 años, por Aniceto Díaz-, tiene en esta magnífica producción discográfica una de las más verticales versiones, donde el piano de Gonzalo va de lo reflexivo a lo festivo. Aymée, que sabe lo que está sucediendo, cuando se pasa del danzonete, al son, al jazz, deja que todo fluya en una de las mejores improvisaciones del piano de todo el disco. Desde el minuto 5:38 comienza a dibujar un discurso que va y vuelve al motivo original del coro, a los 6:03 para luego desestructurarlo, lo reestructura, lo amasa, hasta que en el minuto 6:56 asoma una oreja de lo que puede suceder; y va marcando filigranas, motivaciones, sostenidos, crescendos, y entonces ese martilleo insistente donde comienza a subir la temperatura, en el 7:29, y un diamante brillante en el minuto 7:47, para desmadrarse en las totalidades a los 8:05, y luego retomar la idea central. Que ya, a falta de la flauta de clave que llevaría, entra ese saxo soprano, desmenuzando aire.

Como Celia Cruz estaba y (en buena lid sigue estando) prohibida en Cuba, conocí el volcán irredento de su voz en uno de sus temas insignias, nada más y nada menos que… en Moscú, de la mano de mi querido amigo Andy Rivero, quien una noche del otoño de 1978 me invitó junto a su compañera a cenar en su komnata, y puso un long play de Celia, cantando Bemba Colorá. Aquella canción me abrió las puertas de otra realidad. La otra cara de la moneda. La otra campana. José Claro Santiago Betancourt, quien se hacía llamar José Claro Fumero (nacido el 12 de Agosto de 1906 en Matanzas) fue, además de músico, el creador de numerosos temas de la música cubana, entre ellos de Bemba Colorá, que ahora regresa en este maravilloso homenaje a Celia (así lo siento yo). Hasta el minuto 3:13 van dialogando de a poco el saxo (que me recuerda a Ed Calle) y el piano. Y Aymée se apodera de la situación para improvisar y jugar con el público del Blue Note, con ese dominio maravilloso que tiene de las graves, las medias y las agudas. Porque una cosa es cantar, saber cantar, colocar la voz, el diafragma, etc. Lo otro es cantar como canta Aymée Nuviola. Con ese despliegue de insinuaciones, jugueteos, dudas, alegrías, que es capaz de transmitir, como parte del arsenal que administra.

Sus Lágrimas negras, (Miguel Matamoros), junto a Gonzalo, se va deslizando pecho adentro. Tanto que ya en el minuto 1:01 es casi un susurro que va a permanecer por casi 2 minutos, cuando entonces comienza a recuperar la fuerza de la vida contra las lágrimas negras, casi como los heraldos negros de César Vallejo. Entonces será el bajo el que dirá lo necesario, para una voz a punto del quiebre, una voz que transmite más dolor que música. Pero eso será breve porque en el minuto 2:30 se despierta lo cubano, y arriba feliz el coro de la negación. «Yo no quiero sufrir, / contigo me voy mi santo, / aunque me cueste morir». Y ya luego vuelve la gozadera. Pero a las 4:51 ocurre algo de lo mejor de todo el disco, y es otra improvisación de Gonzalo, que va adentrarse por cierto vericuetos de su imaginación, con un pasaje a las 5:36 que me recuerda a Las Chicas de Rochefort. Para entonces continuar dibujando sus verdades. Para a los 6:58 entregar a Aymée en una provocada improvisación. A las 7:52 todo regresa a la realidad. Una de las mejores interpretaciones de esta tan interpretada canción, que a veces cansa, y que aquí resulta una re-creación llena de grácil agudeza.

Y para finalizar un tema de Kelvis Ochoa que le da título al disco, que arranca con una batería, que entrega al piano de Gonzalo Rubalcaba. Pero es solo la introducción de uno de los mejores temas del disco, el corchete que cierra el álbum. Timba en su fiebre. En el primer minuto los teclados anuncian que viene un cambio interesante. Porque el tumbao desata una urdimbre de capas de instrumentos que se entremezclan y que parecen competir. Y cuando al minuto 6:18 uno piensa que ya ha terminado todo, reinicia, a contratiempos, para entregar al motivo que avanza perfilándose con el saxo para despedirse.

Un disco fuera de serie. Un disco que dice demasiadas cosas de la amistad del barrio, de la complicidad de dos músicos formados al unísono y que ahora coinciden en esta producción que ilumina la verdad, porque viento y tiempo pasan, pero la música que une almas, permanecerá.

Portada del disco

Créditos del disco

“Viento y Tiempo”

1 – Rumba Callejera – (Aymée Nuviola)
2 – El Guararey de Pastora – (Roberto Baute)
3 – El Manisero – (Moises Simons)
4 – El Ciego – (Armando Manzanero)
5 – Rompiendo la Rutina (Aniceto Díaz)
6 – Bemba Coloraturas (Jose Claro Fumero)
7 – Lágrimas Negras (Miguel Matamoros)
8 – Viento y Tiempo (Kelvis Ochoa)

Músicos:
Aymée Nuviola (voice)
Gonzalo Rubalcaba (acoustic piano – Synthesizers – Rhodes electric piano and percussion)
Cristobal Verdecia Sardinas (bass)
Reinier Guerra (drums)
Neiger «Majito» Aguilera (percussion)
Kazuhiko Kondo (alto and soprano sax)
Yainer Horta (alto and soprano sax)
Lourdes Nuviola (voice Duo «Rumba Callejera» and backing vocal in all tracks)
Alfredo Lugo (backing vocal)

Return top
 
PolandChinaRussiaBrazilHungaryItalyFrenchTurkeyPortugalSpainJapanGerman